Historia de dos ciudades

La naturalidad de prosa, los detalles de cada escena que ayudan a concebir Historia de dos ciudades; cualidades al escribir sobre París y Londres del siglo XVIII. Es una maravilla pasar por los renglones de la novela, los personajes perfectamente estructurados y sus problemas cuentan la verdad, de lo específico a lo general de la época de la guillotina.

Después de leer Historia de dos ciudades, terminarás sintiendo aquellas calles lodosas donde gente pobre se mezcla entre la nobleza y permite ver los pequeños detalles que hicieron estallar la toma de la bastilla y dar inicio a la revolución francesa.

Cada situación, cada conflicto que parecieran insignificantes, toman importancia y se vuelven decisivos para el final. Sentimientos de desagrado, venganza, amor y el pensamiento arraigado entre las dos naciones que hicieron partícipe de la calidad de la pluma de Charles Dickens. Definitivamente hará que ames aun más la literatura.

 

Anuncios