La odisea

En palabras de Ítalo Calvino, en su libro “¿Por qué leer los clásicos?”, encontré una gran respuesta: Es mejor leer los clásicos, que no hacerlo. Por esa misma razón me adentré a las aventuras de Ulises a su regreso a Ítaca, su tierra, después de 20 años. Constituido por veinticuatro rapsodias que describen los sucesos de Odiseo a su regreso de la batalla de Troya.

Un clásico de clásicos, que sin duda todos deberíamos leer, el relato rico en emociones, permite figurar los sentimientos, que aún en la época de Homero eran partícipes de la vida diaria. Cuenta la historia del regreso de Ulises a Ítaca, pasando penurias y siendo atacados por ilustres guerreros que deseaban su muerte. Naturalmente en Ítaca, Penolopea su esposa y Telémaco su hijo, estaban en la espera del héroe, pero por pasar tantos años fuera de su palacio, comenzaban a amenazar los pretendientes, que querían casarse con Penelopea  y matar a Telémaco para así asegurar las riquezas y los lujos que Odiseo había abandonado.

Constituyó un esfuerzo en cuanto a léxico se refiere, pero; sin ninguna duda que la historia central es emocionante, cargado de testimonios sobre dioses griegos que a favor de Ulises logró completar la odisea del regreso a casa. Al leerlo, encontré la razón del por qué es un gran clásico.

Anuncios