Nos han dado la tierra – Juan Rulfo

Un grupo de campesinos angustiados por llegar a un pueblo donde el gobierno les prometió tierras y lo único que encontraron fue un  llano caluroso e irritante sin poder cultivar.

Juan Rulfo logra escribir lo sencillo de una forma precisa y poética, hace que un simple camino, un pueblo sin nada, sea una extraordinaria aventura. Es y siempre será, uno de los mejores escritores mexicanos, me atrevo a decir que podría ser el que más represente  un México auténtico desde las raíces de sus pueblos.

Nos han dado la tierra, es un cuento con la capacidad audaz de llevarnos a un México rural donde los sucesos más insignificantes toman vida y se convierten en el sentimiento de todo un país.

Anuncios

Pedro Páramo

“Vine a Comala porque me dijeron que acá vivía mi padre, un tal Pedro Páramo”. Al leer esa primera línea, no tuve remedio alguno que devorar las páginas y sentir una satisfacción enorme por cada capítulo leído. Una vez que me sumergí en Comala ya no quise nunca abandonar ese pueblo que parecía el mismísimo infierno.

Pedro Páramo es un cacique dueño de vastas tierras; inteligente, mujeriego, cruel y padre de familia al que todos le tienen respeto. Juan Rulfo destaca los rasgos ocultos: la soledad de los pobladores, sus costumbres, las frases típicas, el acento regional, la comida así como los murmullos y susurros que recorren las calles solitarias de un pueblo acabado que vive de las almas en pena y de los hechos históricos. Sin duda, es el retrato de los pueblos de México.

Con largos monólogos, conversaciones y pensamientos profundos hacen que el estilo de la novela sea único con significados diferentes para cada lector pero que no deja de ser igual de brillante. Es una obra maestra, pues revoluciona desde el fondo con simbolismos, misterios y con unos personajes que se debaten entre la vida y la muerte,  el engaño y la soberbia del poder. Pedro Páramo es una de esas novelas que se impregnan y que siempre quieres volver a leer. La gran novela mexicana por excelencia.